Dar las gracias te hace más feliz

Por:
26 noviembre, 2015
0

¿Te has sentido alguna vez quemado con tu vida? ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?

 

Tranquilo, todos nos hemos sentido así alguna vez. ¿Y si te dijera que existe una manera para combatir esa sensación?

 

¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. -

Photo by: Dustjacketattic.blogspot.com. ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. –

 

Pues efectivamente, Existe. Sigue leyendo.

 

En los últimos años la psicología científica ha puesto en el foco el estudio de las emociones positivas y el bienestar.

 

Según dicen los estudios, un 50% de nuestra felicidad total se debe directamente a la herencia recibida de nuestros padres biológicos (genética), un 10% a las circunstancias que nos rodean (El coche que tenemos, lo guapos que somos, el dinero disponible etc.) y un 40% a las actividades que dedicamos en el día a día para ser más felices.

 

Es decir, tenemos muchísima influencia sobre nuestra felicidad.

 

Una de las cosas que proporcionan mayor nivel de bienestar según dicen las investigaciones es tomar una actitud de gratitud ante la vida. (Si tienes curiosidad aquí tienes un listado de 12 actividades científicamente probadas para ser más feliz, incluida la gratitud)

 

Ventajas de practicar la gratitud

 

Está demostrado científicamente que las personas agradecidas son más felices, tienen más energía, son más optimistas, experimentan más emociones positivas al final del día, son más amables, más empáticas, más espirituales, más indulgentes y menos materialistas.

 

A su vez, a más gratitud, menos envidia, menos nivel de preocupaciones, menos miedo a estar solo (Sobretodo en personas mayores) y menos depresión.

 

Found on flickr.com

Photo by: Flickr.com. ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. –

 

Las personas que practican la gratitud saborean más los placeres de la vida, consiguen extraer el máximo de satisfacción posible.

 

Además, expresar gratitud fortalece nuestra autoestima, nos ayuda a focalizar la atención en la parte buena de la vida.

 

Ayuda a reinterpretar las situaciones difíciles y fomenta el afrontamiento de traumas.

 

Refuerza nuestro comportamiento moral, es más fácil que las personas agradecidas ayuden a los demás.

 

Mejora los vínculos sociales y fomenta la adquisición de nuevos amigos. Ayuda a que nuestras relaciones sean más profundas y duraderas.

 

Al focalizarnos en lo bueno de la vida, nos ayuda a valorar lo que tenemos, por lo que es menos probable que sintamos envidia, rabia o codicia.

 

Estoy segurísimo que a estas alturas ya te he convencido para empezar a practicar la gratitud.

 

Un apunte teórico y te dejo con ejercicios específicos para empezar a cultivar esta habilidad desde hoy mismo. Sigue leyendo.

 

Adaptación hedonista

 

El ser humano tiene la capacidad de adaptarse a casi todo lo que ocurre en su ambiente. Tanto a lo bueno como a lo malo.

 

 ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. -

Photo by: Piccsy.com. ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. –

 

Los estímulos que tienen la capacidad de generarnos placer o bienestar, si se repiten en el tiempo, pierden poco a poco esa capacidad. Esto es lo que se ha denominado en psicología adaptación hedonista.

 

Por ejemplo, a mi me encanta el chocolate, pero reconozco que, si desayuno, como, meriendo y ceno una tableta de chocolate, el placer que siento es cada vez menor.

 

Si variamos ligeramente los estímulos la adaptación a estos no es tan fuerte.

 

Siguiendo el ejemplo anterior, si varío ligeramente los estímulos y desayuno chocolate con churros, como una tableta de chocolate negro, meriendo un browny de chocolate y ceno helado de chocolate, me acostumbraré menos a esta droga (Si, lo confieso, soy adicto al cacao) y el placer que sentiré será superior al del ejemplo anterior.

 

NOTA: No recomiendo a nadie poner en práctica el ejemplo, sigue una dieta equilibrada por favor.

 

Cuando uno mantiene una postura de gratitud, los efectos de la adaptación hedonista son menores.

 

Por ejemplo, si nos ponemos a pensar en cuántas cosas buenas te han pasado hoy, seguramente todos podríamos decir tres o cuatro cosas, pero si realmente fuésemos objetivos y reflexionásemos bien, sacaríamos más de 50.

 

¿No me crees? Vamos a hacer un repaso de tu día de ayer.

 

Te despertaste en una cama, seguramente la eches de menos solamente cuando no la tienes disponible.

 

Muy probablemente desayunaste, comiste y cenaste (Igual hasta tuviste la suerte de almorzar y merendar).

 

¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. -

Photo by: Crushculdesac.tumblr.co. ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. –

 

Tuviste acceso a agua cuando quisiste, llámame loco, pero puede que hasta te duchases con agua caliente.

 

Seguramente hablaste con algún familiar o algún amigo, incluso puede hasta que te rieses en algún momento.

 

Puede que vieses el atardecer o el amanecer (si no tuviste la oportunidad, la naturaleza programa una sesión de ambos al día, y son gratis).

 

Puede que tuvieses la suerte de trabajar y sentirte útil, y aunque te queme lo que haces, me juego el cuello a que por lo menos durante unos segundos estuviste bien en el trabajo.

 

Igual tuviste la oportunidad de ver, oir, saborear, sentir y oler, hay miles de personas que no pueden y que darían media vida por poder recuperar estos sentidos.

 

Podría seguir con un largo etcétera, pero creo que te ha quedado claro.

 

Tenemos momentos maravillosos todos los días, pero estamos insensibilizados a ellos.

 

Con una actitud de agradecimiento pronto recobrarás la capacidad de sentir placer ante estos momentos y saborearás al máximo los placeres de la vida.

 

¿Cómo empiezo a ejercitar la gratitud?

La ciencia ha evidenciado de forma científica diferentes métodos. Te presento los que recomiendan los expertos en el campo.

 

Diario de gratitud

 

El diario de gratitud supone dedicar cierto tiempo a centrar la atención en cosas positivas por las que nos mostramos agradecidos. Se puede hacer escrito, grabado en vídeo, en audio, comentado con otra persona, haciendo un álbum fotográfico o cualquier variante que se te ocurra.

 

¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. -

Photo by: Crushculdesac.tumblr.co. ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. –

 

Es importante que varíes frecuentemente la naturaleza del diario (Por ejemplo, si la última vez escribiste una lista de 5 cosas por la que estabas agradecido, puedes probar a comentarlas con un amigo). De esta manera retrasamos la habituación hedonista.

 

Otro factor a tener en cuenta es la frecuencia con la que hacemos este diario. Los estudios señalan que para optimizar su resultado lo más adecuado es hacerlo una vez a la semana. Si lo hacemos más frecuentemente pronto se convierte en una obligación y deja de producir placer, y si lo hacemos más separado en el tiempo, perderá los beneficios de generar bienestar a largo plazo.

 

Te animo a que programes un día a la semana para llevar a cabo tu diario de gratitud y lo hagas por lo menos durante un mes. Por supuesto cuéntame que tal te fue en el apartado de comentarios.

 

Gratitud a una persona

Es una variante del diario de gratitud. En este caso vamos a dar las gracias por algo importante en nuestra vida a una persona en concreto. Puede ser un familiar, puede ser un amigo, un profesor del instituto, un cantante famoso que nos ha influido etc. Lo que se te ocurra.

 

Para preparar el acto de gratitud, es esencial describir previamente lo que ha hecho por ti esa persona y qué ha significado en tu vida. Puedes seguir este esquema:

 

¿Qué es lo que hizo por mi esta persona?

 

¿Qué supuso en el pasado?

 

¿Qué cambios ayudó a hacer en mi vida?

 

¿Qué hubiese pasado si no hubiese tenido la influencia de esta persona?

 

¿En qué medida me ha ayudado a ser la persona que soy hoy?

 

¿Qué emociones siento cuando recuerdo lo que hizo por mí?

 

Photo by: Crushculdesac.tumblr.co. ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. -
Photo by: Crushculdesac.tumblr.co. ¿Has sentido que tu día a día era pura rutina y no tenía sentido?.- Dar las gracias te hace más feliz. –

 

Una vez descrito el aporte de esta persona, pasamos a elegir el formato en el cual vamos a agradecerle.

 

Puedes hacerlo en persona, concretando una cita para dar las gracias. Verás cómo muchas veces ni siquiera se espera tus intenciones. A mí me encanta centrarme en la cara que ponen cuando empiezo a hablar.

 

Es frecuente que no estemos acostumbrados a hacer este tipo de cosas y sintamos vergüenza o timidez ante la idea de hacerlo, pero que leches, merece la pena.

 

También puedes elegir escribir una carta. Aquí hay dos variantes, puedes optar por mandársela o por no mandársela. En mi opinión si es posible, mándasela. Si no es posible, bien porque ha fallecido o porque hemos perdido el contacto, no dudes en escribirla, los beneficios para tu bienestar están garantizados.

 

El último paso es que atiendas de forma plena a las emociones que surgen en ti al escribir y /o comunicar el agradecimiento.

 

 

 

 

 

 

VIA: Liferder.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este artículo Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

26 noviembre, 2015
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Side Bar Down 1
Side Bar Down 2
Side Bar Down 3

Newsletter

Regístrate en nuestro Newsletter