Emanuel Ungaro

Por:
22 julio, 2015
0

Emanuel Ungaro se ha ganado una merecido reputación como el couturier que ama a las mujeres.

 

Sus colecciones tienen un objetivo: hacer a la mujer más hermosa y deseable. “Estoy obsesionado con la sensualidad”, dice él con pasión. Primero viene la sensualidad de las telas, de la gasa, del encaje, y la pasamanería; de una rica paleta de colores, inspirados en rollos de telas y un corte simple.

 

emanuel-ungaro

Photo by: Purepeople.com. “Estoy obsesionado con la sensualidad”, dice Emanuel Ungaro con pasión. – Emanuel Ungaro.-

En 1965, Ungaro lanzó su casa de haute couture junto con Sonja Knapp, cuyos talentos como artistas encontraron una deslumbrante forma de expresarse en el diseño de estampados. Sus diseños y los fuertes cortes de sus vestidos de trapecio y sus abrigos tenían inspiración geométrica.

 

La novedad de Ungaro reside en sus estampados que en teoría no combinan, ya sean rayas sobre estampados de diamantes o polka dots sobre dibujos florales. El estampado de leopardo y el clásico tejido Príncipe de Gales se convirtieron en su sello distintivo.

 

Ungaro simplificó el corte de sus diseños, eliminó las costuras de sus abrigos, drapeó sus bufandas como faldas, y creó looks de inspiración gitana envueltos en mantones largos.

 

La década de los ochentas vio el coronamiento de la elegancia parisina en los bustiers de un hombro con estampado de polka dots diseñados por Ungaro. En los noventas sus elecciones de colores contrastantes y sedas teñidas cubiertas con finas cuentas exhibían cierta vibra exótica.

 

 

Cuando era niño en Aix-en-Provence, Francia, Ungaro solía jugar con la máquina de coser de su padre y creaba diseños para sus hermanas. Como joven escaló la jerarquía de la alta costura, primero como aprendiz de un sastre de su pueblo y luego trabajando en el taller de su padre Cosimo Ungaro y en el de las tiendas Champs de Luca.

 

 

En 1958 se unió a Balenciaga y su reputación terminó de establecerse cuando el modisto español lo nombró jefe de su atelier en Madrid. Entonces Ungaro

Balenciaga y Emanuel Ungaro

Photo by: Metmuseum.org. Ungaro trabajó con Balenciaga y su reputación terminó de establecerse cuando el modisto español lo nombró jefe de su atelier en Madrid. – Emanuel Ungaro.-

pudo reclamar el título de couturier y la influenciad e sus años en Balenciaga se hizo aparente.

 

 

Algunas de las estrellas más encantadoras del medio del espectáculo acudieron a Ungaro por sus espectaculares diseños: Penélope Cruz, Angelina Jolie, Lucy Liu, Sharon Stone y Una Thurman son algunas de sus clientas.

 

 

En las campañas publicitarias de 1983 a 1987, la actriz francesa Anouk Aimée personificó la esencia de la mujer Ungaro, definida por su encanto, confianza y poder.

 

 

emanuel-ungaro-2

Termminó de establecerse cuando el modisto español lo nombró jefe de su atelier en Madrid. – Emanuel Ungaro.-

 

En 2004, treinta y nueve años después de fundar su casa de modas, Ungaro vendió su marca al grupo italiano Salvatore Ferragamo. Emanuel decidió dedicarse tiempo completo a la restauración de un palazzo romano.

 

 

El siguiente año la compañía Ungaro fue comprada por la firma americana de inversión AIMZ, y el noruego Peter Dundas sucedió a Vincent Darre como director artístico.

 

 

En 2007, Dundas dejó su trabajo y el diseñador francés Franck Boclet tomó las riendas como director artístico de la colección de Ungaro para hombres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

fashion-and-beauty

Compartir este artículo Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Google+0Share on Facebook0

22 julio, 2015
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Social

Side Bar Down 1
Side Bar Down 2
Side Bar Down 3

Newsletter

Regístrate en nuestro Newsletter